Marcos Burgos, jornal de la obra Polideportivo Las Compañías “La beca escolar más que el dinero es un gran incentivo para nuestros hijos”

Cuatro fueron los estudiantes hijos de trabajadores de Constructora Rencoret que recibieron la beca escolar Empresarios de la Construcción, correspondiente al período 2018-2019. Padres y alumnos valoran este beneficio, pues reconocen que es un estímulo para cumplir con los sueños y convertirse en futuros profesionales.

Pablo Barraza cursa primer año de enseñanza media en el colegio Florencia Nightingale  en La Serena y es uno de los cuatro alumnos e hijos de trabajadores de Constructora Rencoret, que fue beneficiado con la Beca Escolar Empresarios de la Construcción, otorgada por la CChC, a través de la Fundación Social. Pablo, el hijo menor de Oriela Rojas, quien trabaja en el área de limpieza de la oficina central de la empresa, señaló con satisfacción al término de la ceremonia que “esta beca es una gran ayuda y una oportunidad para seguir mejorando mis notas. De todas maneras me seguiré esforzando, porque en enseñanza media el promedio es muy importante… a futuro me gustaría estudiar ingeniería”.

Su orgullosa madre agrega al respecto “esta beca me pone muy contenta porque reconoce el esfuerzo de mi hijo. Mi sueño es que él sea profesional. Tengo todas mis ilusiones puestas en que termine una carrera y siempre tendrá mi apoyo. Estoy muy agradecida de Constructora Rencoret y de la CChC por este gran beneficio”.

Para Antonia Burgos, estudiante de primer año medio del colegio Gabriel González Videla e hija menor del jornal en la obra Polideportivo Las Compañías, Marcos Burgos, afirma que recibir esta beca es “muy bacán” y agrega “me gusta este reconocimiento porque me ayuda a esforzarme más. Quiero estudiar una carrera más adelante, me gusta el arte y la música, asi que esto me incentiva a continuar con más ánimo”.  En tanto, su padre, recalca “este beneficio más que el dinero es un incentivo… un empujoncito para que los niños le den mayor importancia a los estudios y se sigan esforzando. Me siento muy orgulloso de mis dos hijas, porque la mayor está en la universidad y es muy buena alumna también. Estoy muy agradecido por la oportunidad que nos da Constructora Rencoret para postular a este beneficio de la Cámara y así poder ayudar a nuestros hijos”.

Durante la ceremonia de entrega de las becas escolares, donde fueron beneficiados más de treinta alumnos hijos de trabajadores de las empresas socias de la CChC La Serena, el estudiante de tercer año de medicina de la UCN, sede Coquimbo, José Miguel Sandoval, quien fue beneficiado con la beca Preuniversitario hace unos años y acreedor de la Beca Excelencia Académica, entregó un emotivo saludo a los asistentes señalando “soy el primer universitario de mi familia y la Cámara me ayudó a cumplir este sueño. Muchos adultos de mi entorno me dijeron que yo nunca estudiaría medicina y lo único que necesitaba era hacer un preuniversitario. Postulé a esta beca y me la gané. Mi mensaje es que si yo pude, ustedes también… no dejen que nadie les diga que no pueden porque solo uno se pone los límites”.

becas-escolares-hijo(a)s-trabajadores-constructora-rencoret becas-escolares-hijo(a)s-trabajadores-de-constructora-rencoret-CCHC becas-escolares-hijo(a)s-trabajadores-de-constructora-rencoret-fundación-CCHC becas-escolares-hijo(a)s-trabajadores-de-constructora-rencoret-Fundación-social-CCHC becas-escolares-para-hijo(a)s-trabajadores-de-constructora-rencoret

 

 

Menú